Institucional

Nos costó mucho esfuerzo llegar, sin embargo lo logramos.

Hoy estamos aquí, asumiendo la conducción con la premisa de hacer un gremio distinto, mejor, al servicio de todas y todos las trabajadoras y los trabajadores.

La labor a emprender no será fácil, ya que durante la última década AECN estuvo dormida y encadenada a los intereses de una conducción egoísta y alejada de su gente.

Es por ello que los que hoy tenemos la responsabilidad de administrar y dirigir, debemos realizar la transformación hacia un sindicato moderno, con más servicios en salud, en esparcimiento, en turismo, en educación, en capacitación y en todas las necesidades de las y los trabajadores y sus familias.

AECN reúne las condiciones fundamentales que con responsabilidad y prudencia permitirán edificar un nuevo sindicato, con democracia, pluralismo y libertad.

Una de mis aspiraciones más hondas es que cada trabajadora y trabajador sienta la pertenencia a la unión y vea en sus compañeros a un hermano, para que la solidaridad y el compañerismo sean el motor principal de nuestro andar.

Sueño, seguramente al igual que ustedes, con una AECN que se transforme en acción de lucha y conquista de una vida mejor para todas y todos.

Es nuestro deseo cumplir con los anhelos y necesidades de todas las personas que nos han votado.

Confío en que los valores sindicales prevalezcan y no sean destruidos.